Crónica concierto Týr + Steignyr + Heid, 21 septiembre. Sala bóveda

El pasado 21 de septiembre, en The Purgatory, tuvimos la grandísima suerte de asistir a la Sala Bóveda en una noche de folk, pagan y metal de la mano de tres grandes bandas: los madrileños Heid, los barceloneses Steignyr y los feoreses y consagrados Týr.

Puntuales y con ganas de comerse el escenario, comienzan la noche los madrileños Heid. A lo largo de su carrera, han conseguido la perfecta fusión entre pagan y metal extremo, todo ello, aderezado con letras en castellano, consiguiendo un estilo propio y un sonido muy fresco.En su segunda visita a la ciudad condal demuestran, desde el primer momento, que han venido para dejar un gran sabor de boca y que pidamos, a voz en grito, que vuelvan pronto. Tras la Intro, empiezan con su tema “El canto de los responsos”. Un comienzo fuerte y enérgico que no deja indiferente a nadie. Consiguen feedback casi instantáneo con los asistentes con su ritmo festivo y, sobretodo, su entusiasmo sobre el escenario. Siguen temas como “Rumbo al sur” o “Ruido de batalla”. El sonido, bastante nítido, y los guturales agresivos de Iván contrastan bastante bien con el delicado violín y una bandurria que, por cuestiones de volumen, intuimos de fondo. Desde el inicio, cuentan con la complicidad de los asistentes, y es que, pidan lo que pidan estos chicos,  el público contesta gustosamente, bien con aplausos o alzando los cuernos. A estas alturas, tal y como prometía una noche de este calibre, la mitad de la sala Bóveda está llena y la gente, entusiasmada, parece disfrutar tanto de la música como de la rica cerveza. Seguidamente comienza “No habrá paz”, lo que nos ofrece un sonido más compacto y coordinado, y la oportunidad de escuchar finalmente la bandurria, que parecía relegada a un segundo plano al inicio del concierto. Con “Mortal es el hombre”, Iván aprovecha para presentar a la banda. Justo antes de empezar, el pedal parece atravesar problemas técnicos, en lo que Noel aprovecha la oportunidad para amenizar de fondo con la BSO de Juego de Tronos. Esto arranca las risas de los asistentes, que no dudan en corear con ellos. Finalmente, y superados los problemas, vuelven, con más energía regalándonos dos temas súper cañeros como son “Mortal es el hombre” y “Golpejar”, acompañado de un nada desdeñable wall of death. Sin duda, esperamos volver a ver a esta banda por tierras catalanas, ya que su espíritu festivo y sus ganas de arrasar con todo, nos deja a todos con ganas de más.

 

14859369_10210514732415781_1603816235_o.jpg

 

Cumpliendo con el horario, los siguientes en subir al escenario son los locales Steignyr. Saben que juegan en casa, y arropados por un público incondicional, los barceloneses salen decididos y con confianza a ofrecernos su recital. Tras la Intro, arrancan con “Hammer of agony”. El sonido, hasta ahora bastante bueno, atraviesa ciertos problemas que nos impiden escuchar con nitidez el piano y los coros. Afortunadamente, el problema se solventa pronto y con su aclamado tema “Steignyr”, podemos apreciar al completo la calidad de esta banda. “Celtic land” y “Awakening of revenge” son las encargadas de introducir por completo a la banda en el concierto. Animados y con tablas, consiguen un buen feedback por parte de los asistentes. Sobre todo, en el momento en que la chica, arranca con unos impresionantes guturales, dejando a la sala muda. A continuación, y muy acertadamente, dedican el siguiente tema a, lo que califican de “mierda de país” y arrancan con “Spirit of victory”. La respuesta del público es buena, aunque la banda pierde un poco de coordinación. No obstante, vuelven a encontrarse y nos ofrecen dos temazos como son “The arriors path” y “The profecy of highlands”. Los mosh empiezan a surgir en la sala y la banda crece cada vez más sobre el escenario. A continuación, el momento más divertido de la noche. La banda anuncia que sorteará una camiseta entre el público y el ganador, será aquel que más grite. Dividen la sala en dos, enfrentada, y comienza la peculiar batalla, para ver quién consigue dejarse la garganta. Finalmente, tira la camiseta hacia el sector que más ha gritado, con tan mala puntería, que pasa rozando mi cabeza y acaba casi a la altura de la mesa de mezclas. Tras los chistes y risas propios del momento, nos sorprenden con “Another stupid song of beer”. Sin duda una de sus canciones más festivaleras, arancando mosh y headbanguings por parte del público. Para terminar, deciden sortear otra camiseta, pero esta vez con mejor puntería. Cierran la noche con “Dragon tales”. Una noche redonda para los locales, que consiguieron llevarse la ovación de los asistentes.

 

14881468_10210514733175800_1789843092_o.jpg

 

Y por fin, los grandes esperados de la noche: Týr. Atrás quedan en este momento las polémicas que días atrás rodeaban al cantante, poniendo en duda la realización del concierto. La sala estaba llena, y la expectación era más que evidente. Fue entonces cuando nuestro trío favorito sube al escenario, arrancando aplausos de manera instantánea. Con el sonido potente al que nos tienen acostumbrados, y con la seguridad y profesionalidad de una banda más que encumbrada en el estilo, arrancan con “Gandkvaedi tróndar”. El feedback es abrumador y la banda parece disfrutar de la respuesta generada. Casi sin dar tiempo a respirar se suceden “Sinklars vísa” y “By the sword in my hand”, e incluso, el cantante se arranca a parlotear tímidamente en un español algo pobre. “Hold the heaven hammer high” y “Blood of heroes” caen implacables sobre un público completamente entregado, que no para de menear la cabeza, alzar los cuernos y gritar. Los temas van sonando y a nuestro trío cada vez se les ve más animados y cómodos. Hacen chistes con los asistentes e intentos de hablar en español, y siguen con los temas como “Grindavían”, “The lay or thrym”, “Regim smidur” o “Ramund hin unge”. Solo con anunciar ésta última, la sala se viene arriba. Los mosh, headbanguings y cuernos en alto son los protagonistas indiscutibles del momento, y la banda agradece la acogida brindando y deshaciéndose en palabras de agradecimiento. “Turid torkilsdóttir”, “Lady of the slain”, “Tróndur í GØtu”, “Wings of time”… las canciones se suceden una tras otra y la sala continúa abarrotada y entregada por completo a los de Islas Feore. La complicidad, el buen rollo y la calidad musical son seña de identidad de este grupo, lo que demuestran con cantidad de intervenciones con el público, bromas, e incluso, el reconocimiento de aquellos que acudieron con su bandera natal a apoyarlos sobre el escenario. No hay duda de que se estaban llevando un baño de masas y, en agradecimiento, nos estaban ofreciendo un gran espectáculo. Tanto es así que al anunciar el fin del concierto, la gente no paró de pedir bises y de animarles hasta que vuelven al escenario para regalarnos, no uno, sino dos temas más, saliéndose por completo del tiempo estipulado… pero es que sin duda, ¡todos en esa sala estaban disfrutando y nadie quería marcharse! Pero como todo tiene que acabar, tras “Hall of freedom” y “Shadow of the swatika” se despiden.No sin antes realizar la foto de rigor con sus fans y agradecer a todo el mundo por su asistencia.

 

14895575_10210514737335904_1967489054_o.jpg

 

Una gran noche para el pagan y folk actual, una manera casi perfecta de dar inicio a la temporada de conciertos de otoño en la ciudad condal.

Agradecer a Miguel Viguera por las geniales fotos y colaborar con nosotros 🙂

Saludos de La Shamrock. 

Publicado el 29 octubre, 2016 en Crónica y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: