CRÓNICA DEL IBERIAN STORM, SALA RECYCLE, 22. 4. 2017

Después de tocar en varios puntos de España, la gira Iberian Storm, hizo parada en la Sala Recycle de Córdoba.

A la hora indicada por el cartel, nos encontramos con que solo un par de personas estaban esperando la apertura de puertas. A pesar de eso, los ánimos de los miembros de las bandas no decaían, siguieron durante un buen rato ensayando en la entrada y haciéndose bromas entre ellos. _MG_8570pUn par de horas más tarde Survael subió a escena, abriendo oficialmente el evento.

Lo primero que resalta de la banda es su presencia en el escenario. Abriendo con una intro que nos despertó al momento y el público no tardó en entrar a la sala. Los cambios rápidos de ritmo, los fluidos guturales y los coros con ambiente épico que nos dejaron tema tras temas hicieron mella en la gente, que iba acercándose más al escenario. Mientras tenían un pequeño problema con una de las guitarras nos deleitaron con un solo de batería y que hizo al público corear y animarse más. Tras eso, el concierto siguió sin más problemas y comenzaron los primeros movimientos de melena de la noche. Consiguieron despuntar con “Desperta Ferro”, y al cerrar con “Go back home”se fueron por la puerta grande._MG_8735p

El siguiente turno fue el de White Raven, dejamos el lado épico para darle ritmos más folk. Ataviados con pinturas de guerra, empezaron fuerte con “Awake”. Un poco más de gente se sumó al público, que aunque escaso, ya estaba calentito de su encuentro con Survael y se encontraba dispuesto a más guerra. Y los catalanes se la dieron.

Versionando Rasputín de Turisas comienza el primer pogo. Los temas, tienen una corriente de energía que te incitan a estar en constante movimiento. Además nos encontramos a una banda con unos músicos muy versátiles, que en un momento dado son capaces de soltar un instrumento para tocar otro completamente diferente, y saben sacar adelante con creces un directo a pesar de que les falte el flautista.

Terminaron encadenando “Feast in the Woods” con “Vodka” de Korpiklaani, en la que todos los que estábamos en la sala nos unimos en un mosh, con cantante incluído._MG_8752p.jpg

Minutos más tarde, Salduie saltaba al escenario entre sonidos de gaita, que rompían la atmósfera que habían creado las máquinas de humo.

En contraposición con sus compañeros de gira, este grupo cuenta con dos voces principales, una melódica y otra gutural, que cruzadas le dan su característico toque a la banda. Sus temas son conocidos y coreados por algunos de entre el público, y eso hace que no pare el movimiento de los músicos. Nos dejaron temas de su último disco como la conocida “Netón” y disfrutamos de volver a escuchar otros más antiguos (“Imbolc”, “Numancia”).

Al terminar el directo el público pidió a gritos un bis, y el grupo nos complació una vez más tocando “Hidromiel”, en la cual todos los de la sala volvimos a formar un gran pogo de despedida.

Publicado el 27 abril, 2017 en Otros. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: