Archivo del sitio

¡Blood Fire Death ficha a Ankhar!

Blood fire Death anuncia nueva banda Ankhar, que formarán parte de su plantilla. Dentro de su nueva política de apertura hacia el thrash de toda la vida, aunque eso no signifique que vayan a dejar de lado los demás estilos que siempre han defendido, los vascos son los primeros con los que unen fuerzas. Formados en 2012 en Zestoa (Gipuzkoa) bajo el nombre de Human, pronto la banda dejó de lado sus versiones de Black Sabbath para crear su primer álbum Etorkizunarekin Jolasean (2013) y empezar a tocar por toda la Península. Es en 2014 cuando deciden pasar a llamarse Ankhar, y así, el pasado año empiezan a componer su nueva obra,Deshumanizazioa, un trabajo que muy pronto saldrá bajo el amparo de Blood Fire Death.

unnamed (9)

Ankhar es thrash metal rápido que no se anda con chiquitas, de esencia pura y directa, sin florituras ni añadidos. Ideal para el pogo, muy influenciado por los primeros Sepultura, Slayer, Exodus o Sodom, o incluso por propuestas más contemporáneas como las de Dew-Scented o The Haunted. Ankhar están como locos por empezar a armar ruido con Deshumanizazioa, y para eso van a contar con todo el apoyo de Blood Fire Death.

unnamed (8)

Crónica I Blood Fire Fest

Hora: 20.00 horas. Lugar: Sala Bóveda de Barcelona.

Al amparo de una noche de Noviembre inusualmente cálida, mi compañero Kuro (fotografía) y yo nos preparamos para una nueva noche de metal a cargo de la primera edición del Blood Fire Fest.

A las 20.20 horas exactas, aparecen en la oscuridad del escenario, y arropados por una Intro de película, la primera banda de la noche: Blaze Out. Los barceloneses, con el público claramente a su favor desde el principio, han inaugurado el festival con Elixir, dejando patente que esta noche han venido a darlo todo. En este momento, la sala está bastante llena y en las primeras filas comienzan a verse melenas girando descontroladas.

IMG-20151116-WA0035

Sin descanso, descargan Behind the bullet y Six strings´crime. A estas alturas, los incondicionales del público están completamente entregadados y el grupo consigue contagiar su entusiasmo al resto de la sala. Gerard, Carles, Víctor y Rafa se sienten como en casa, pese a que el sonido no es muy pulido y, en algunos momentos, cuesta distinguir con claridad los instrumentos. No obstante, sus ganas y puesta en escena suplen el sonido, un tanto difuso. Tras el reparto de la primera tanda de regalos, como prometió la organización, comienzan los primeros acordes de Red Silence.

IMG-20151116-WA0037

A estas alturas la sala, con los puños en alto, corea las letras junto al grupo y los pogos comienzan a adueñarse del lugar. Sin darnos tiempo casi a respirar, la banda barcelonesa se marca una serie de “covers”. Enfrentando así a los británicos Iron Maiden y a los americanos Metallica y deleitando a un público, ya extasiado, que grita y salta sin parar. La guinda la pusieron con Shining Blood y S.I.N.S., a lo que la gente contesta con puños en alto y aplausos. Sin duda, los barceloneses se dieron un baño de masas y, pese a que el sonido saturaba en algunas ocasiones, tanto el público como ellos disfrutaron del inicio del festival.IMG-20151116-WA0031

 

 

 

Según el horario previsto, y con una sala algo vacía tras la espera del cambio de equipo, hacen su aparición en el escenario Riot of Violence. Uno a uno, y con un halo de humo y luz verde, cada uno de los componentes va saliendo, junto con una Intro de trompetas apocalípticas, como una antesala de la caña que se nos viene encima.

IMG-20151116-WA0030

Con la mitad del público aún fuera fumando, comienzan con su primer temazo, I am the battlefield. Como si de un canto de sirenas se tratase, la imponente voz de Joan atrae a los rezagados al interior de la sala, que acuden corriendo a la llamada del death metal melódico de los barceloneses. Sin darnos tiempo casi ni a pestañear, se suceden Fuck it allNothing to die for y Pink Mist.

IMG-20151116-WA0029

El público, expectante, observa atentamente la actuación con volteos tímidos de melena y aislados puños al aire. El grupo, concentrado, interacciona poco con ellos… a excepción de Abel, que no cesa en todo el show de moverse de un lado a otro y de animar a un público algo perezoso. Aun así, podemos decir que técnicamente rallaban la perfección en algunos puntos. La parte un poco endeble, que deberíamos destacar, sería la falta de “feeling” con los espectadores. No obstante, y conforme va avanzando la actuación, parece que se van sintiendo más cómodos y el público un tanto más receptivo.

IMG-20151116-WA0028

Comienzan los primeros acordes de Planet of the rapes, que termina de arrancar a un público expectante y se percibe un poco más de empatía con el grupo. Trallazos como Blinded by fear y For sound I shall become, se suceden implacables y demuestran la calidad y el nivel de esta banda. Si bien el sonido no les ha hecho justicia en todo momento, debido a las características de la sala, en cuanto a  su ejecución son de sobresaliente. March of the Squealers pone punto y final a una actuación que, aunque no ha recibido toda la respuesta por parte del público que merecía, deja patente la calidad de los de Barcelona.IMG-20151116-WA0026

 

 

A las 22.20 hrs, aparecen en el escenario los componentes de la penúltima banda de la noche, Stained Blood. Para continuar con la dinámica, la mitad del público se encuentra a las afueras de la sala antes de que comience el concierto.

IMG-20151116-WA0014

Con una energía y un desparpajo propios de una banda consagrada, abren con la canción Atlas Decline. El inicio se ve empañado por un fallo técnico que provoca que la banda tenga que parar durante más de 5 minutos. Durante ese tiempo, el ambiente no decae y Rou anima al público a que aplauda a Salva mientras intenta solventar el problema. Tras resolverlo, vuelven con unas ganas renovadas y con una fuerza increíble.

IMG-20151116-WA0008

Incluso, nos regalan los oídos con temazos de su primer y único CD hasta la fecha, como Perpetual, U-530, F.R.M. Hemisphaerium. Con una técnica, rozando casi la perfección y con un público entregado, los pogos y pequeños walls of death se suceden canción tras canción y el grupo, entregado en todo momento, va creciéndose sobre el escenario con cada tema.

IMG-20151116-WA0017

Colossus embrance, Involution to animosity One Last warning, fueron las culpables de que el público de las primeras filas, completamente entregado a los de Barcelona, saltara y moviera la melena como no habían hecho hasta el momento.

IMG-20151116-WA0018

Sin duda, y pese a los problemas técnicos del inicio, los de Barcelona dieron un recital de diez. Con Sound of the abyss,  y tras el correspondiente reparto de regalos, cierran un concierto que, tanto ellos como el público (y, porque no decirlo, ¡nosotros mismos!) hemos disfrutado al máximo.

IMG-20151116-WA0019

 

Finalmente, y cumpliendo con el horario previsto, a las 23.15 horas aparecen los esperados cabeza de cartel, los madrileños Hummano. Aquí, me gustaría hacer un pequeño inciso. No aparecieron disfrazados como suelen hacer en muchos de sus bolos y para esta actuación optaron por la discreción… aunque sólo en su indumentaria. No obstante, y pese a la falta de nota cómica a la que nos tienen acostumbrados, surgieron en el escenario con ganas de comerse al mundo, y así se notó.

IMG-20151116-WA0006

Desde la apertura del show con Fucking dogstyle Bitch-slap, pasando por WTF? Omphaloseptic. Los madrileños derrochaban energía y complicidad con el público, que si bien se mantenía dividido entre los incondicionales de las primeras filas y los expectantes rezagados, todos en la sala meneaban las cabezas al ritmo de su deathcore.

IMG-20151116-WA0004

Sito, Fer, Alfon y Adrián, completamente entregados y con una técnica de notable alto, rozaron el sobresaliente y estuvieron al máximo en todo momento. Con Pseudocidal Open your mouth, se desata la histeria y el público, que ocupaba el centro de la sala, se deshace en pogos, gritos y puños en alto.

IMG-20151116-WA0007

Con Aliens & shit, alientan a todo el público a terminar de darlo todo, y ofrecen los regalos a aquel/aquella que más se deje la piel durante el tema.  Coreando, gritando y con la sala prácticamente en el bolsillo, los madrileños despiden el festival con sus grandiosas You Suck Cumming, que ponen el broche de oro a la actuación.

IMG-20151116-WA0009

 

En líneas generales, podemos decir que esta primera edición del Blood Fire Fest ha sido todo un éxito, tanto por la respuesta del público, llenando casi  la sala, como por parte de los grupos. En cambio, pese a que la acústica de la sala no acompañó en algunos momentos, el buen ambiente y la cerveza se encargaron del resto. Una combinación  que nos ofreció una noche de puro metal y buena música que, esperamos, ¡se repita el año que viene!

 

A %d blogueros les gusta esto: